Allá por el siglo XVII  existía ya el culto a la imagen del San Roque Mártir. Existen documentos testamentarios de aquel siglo donde se reflejan misas en memoria de difuntos ante la imagen de San Roque.

San Roque nació en Montpellier, Francia, en el año 1295 y según cuenta la tradición, se dedicó a curar a todos los enfermos de Peste que encontró en el camino durante su peregrinación a Roma. Por este motivo, San Roque fue una imagen muy venerada en tiempos de epidemias. Tras la Reconquista por el cristianismo de tierras malagueñas, se fundaban numerosas ermitas bajo su advocación para pedirle por la salud pública, e incluso fue nombrado patrón de algunas localidades cercanas como Torrox y Cútar.

En Alhaurín el Grande, San Roque obtuvo gran devoción, son numerosas las referencias testamentarias del siglo XVII en las que se recogen misas de difuntos dedicadas a este santo. Tanta que se le construiría una pequeña capilla propia en una de las vías de comunicación más importantes del municipio, el Camino de Antequera.

Se desconoce con exactitud cuando y cómo se construyó dicho edificio, aunque si sabemos que ya en 1665 estaba construido y en funcionamiento, ya que aparece reflejado en la Subrogación de Censos que los vecinos de la villa hacen en favor del Conde de Aguilar y Frigiliana Don Sabiniano Manrique de Lara, noble que se había hecho cargo de la elevada cuantía que la localidad adeudaba a varios acreedores de Antequera, Córdoba y Madrid con motivo de la compra de su jurisdicción en 1634.

En este documento, fechado el 27 de octubre de 1665 se pueden leer fragmentos como este:

olibar cerca dela dhª villa Junto alahermita de S.Roque

También aparece referencia a este edificio de uso religioso en el Catastro del Marqués de la Ensenada, en 1751. En él se encuentran numerosas referencias al “Partido de la Cruz de San Roque”, que designaban a las tierras cercanas al templo. Como ejemplo están las del Inventario de Bienes del vecino Damián Bonilla, propietario de tierras en el Partido de Cruz de San Roque.

Este Partido Rústico se encuentra junto a la zona norte del casco urbano, alrededor del Camino de Antequera, entre el Barrio del Bajondillo y el Partido de La Mata. El Camino de Antequera es la actual vía de conexión con Villafranco del Guadalhorce y aun hoy día se le conoce por este nombre.

Del templo dedicado a San Roque tan solo queda el nombre de la Calle Cruz de San Roque, que une Calle Ollerías al Camino de Antequera. Probablemente, esta construcción desapareció en algunas de las Desamortizaciones que sufrió la Iglesia, siendo el edificio demolido o reutilizado para otros menesteres que hoy se desconocen. De lo que si tenemos constancia, según el Diccionario Madoz, es que en 1846, la imagen tallada de San Roque era venerada en la Ermita de San Sebastián, a la cual fue trasladada tras la desaparición de su Ermita y en la que permaneció hasta ser destruida en 1936 durante la Guerra Civil.

Juan Pablo Rueda Aragón, Historiador del Arte.

Bibliografía:

Pérez González, S.D. Callejero de Alhaurín el Grande, Calle Cruz de San Roque. Revista Lugar de Encuentro. Año IV, Número 37, 2010.

Morillo del Castillo, M. C. y Pérez González, S.D., Aproximación histórica a la Edad Moderna en Alhaurín el Grande, Guadalhórcete, Del Medievo a la Modernidad. Pp. 200. GDR Valle del Guadalhorce. 2005.

 

 

Pin It on Pinterest