La del sábado fue una Noche Flamenca para el recuerdo. No solo por el gran espectáculo que disfrutaron los asistentes, sino también por el homenaje que brindaron a cinco alhaurinos vinculados al flamenco que nos han dejado el último año. Las familias de Juan Plaza, “Capote de los Claveles”, Paco «El Guardamontes, Juan Peña y Diego Pérez se subieron el escenario para recoger una ofrenda y pronunciar unas palabras.

La seguridad fue otro de los aspectos destacados de la XXXVIII Noche Flamenca Villa de Alhaurín el Grande. El Ayuntamiento, con la colaboración de la Peña Unión Flamenca Alhaurina y de Hargasfal, organizó el evento en un nuevo espacio: en el Recinto Ferial Alcalde Antonio Solano para permitir un mayor aforo y más separación entre los asistentes, respetando todas las medidas actuales de seguridad sanitaria.

 

La primera actuación fue la del Cuadro Flamenco de Luisa Chicano. La bailaora malagueña volvió al cartel del festival alhaurino y entregó su alma sobre el escenario. La siguiente en derrochar duende sobre las tablas fue Marina Badía, una artista local, cada vez con más proyección en la provincia. Le acompañó Andrés Cansino a la guitarra. «Ha sido una noche especial y un poco rara por las personas que nos faltan, los flamencos y aficionados que se han ido este año. Por eso llevaba un pellizco ahí cuando he subido al escenario, pero me ha dado alegría al ver el Recinto Ferial lleno», confesó la cantaora alhaurina.

Otra portentosa voz fue la de Lela Soto, joven cantaora que ha irrumpido de forma importante en el mundo del flamenco en los últimos años. Contó con el toque de guitarra de Rubén Lara. El cabeza de cartel Israel Fernández cerró la Noche Flamenca. Arrasó el escenario con su entrega y magnetismo, ya que se trata de una de las figuras más relevantes del flamenco actual. «Esto es nuestra vida, nuestra forma de vivir», declaró un agradecido Israel Fernández por volver a los escenarios.

 

Una noche de embrujo para disfrutar de la música en vivo, además de la comida y bebida que había en la barra. El balance del festival fue positivo. «Es un placer tener la Noche Flamenca en este pedazo de recinto que ha preparado nuestro Ayuntamiento», enfatizó el presidente de la asociación peña Hargasfal, Antonio García. «Agradeceros vuestra presencia para esta noche tan bonita que el Ayuntamiento ha organizado con la colaboración de las dos peñas», dijo al público el presidente de la Peña Unión Flamenca Alhaurina, Jesús García.

«La valoración es positiva, apuntó la alcaldesa, Toñi Ledesma. «Este año hemos apostado por este espacio en el Recinto Ferial Alcalde Antonio Solano y ha sido un éxito rotundo. Ha habido muchísimo público y se han establecido todas las medidas de seguridad. Hemos hecho una apuesta importante por este acto para que fuese seguro para todos», destacó Toñi Ledesma.

Pin It on Pinterest