En estos días el ayuntamiento ha culminado la reforma del parque “El Palomar”,  una zona de juegos infantil donde se han renovado las atracciones, adaptándose para niños y niñas con diversidad funcional. Concretamente, se  han sustituido los columpios que se encontraban deteriorados por otros más modernos, especialmente adaptados para pequeños y pequeñas con movilidad reducida.

Así que a partir de ahora, se podrán encontrar en este recinto, además de las atracciones de siempre, paneles con juegos en braille y atracciones con rampas y sin escalones, un obstáculo que en algunas ocasiones suponen toda una barrera para algunos niños y niñas.

La concejala de parques y jardines, María Rosa Morales ha explicado que “continuando con la política de cuidado y mejora de los parques y zonas verdes de toda la localidad, el ayuntamiento ha realizado un gran esfuerzo en renovar estas instalaciones en profundad, por lo que rogamos que entre todos las cuidemos para que sigan en perfecto estado de uso durante mucho tiempo”,  y mostró su satisfacción por poder ofrecer a los vecinos este parque infantil sin barreras y adaptado a personas con diversidad funcional, “algo que iremos ampliando el resto de parques del municipio”, concluyó la edil.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies