fbpx

La Alcaldesa Toñi Ledesma ha presidido hoy la apertura oficial de la calle Molinos de Abajo, tras seis meses de obras que han supuesto una inversión de   140.000 euros, financiados con fondos municipales.

Según la regidora, “se trata de una vía muy importante, ya que conecta Plaza Alta con las calles Guerrero y San Sebastián, una calle tradicional de Alhaurín el Grande perteneciente al casco histórico, con infraestructuras importantes en cuanto a red de aguas y saneamiento que eran muy antiguas y complejas y cuya modernización se ha acometido de manera integral”.

Estas importantes obras han supuesto la modernización de las instalaciones de agua, saneamiento, alumbrado público así como la mejora de la red de riego de San Antón y el agua privada de Santa Rosalía que pasan por esta calle.

El acabado final de la calle es de adoquín y con una estética similar a otras calles del centro, siendo la superficie total reformada de aproximadamente de 1.000 m2.

“Se trata de un apuesta más por nuestro centro histórico donde en estos años hemos remodelado en su totalidad las principales calles del centro como las Calles Convento, Cruz, Real, Molinos de Arriba, Cantarranas, Guerrero y ahora sumamos la Calle Molinos de Abajo”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies