La alcaldesa de Alhaurín el Grande Toñi Ledesma, junto con parte del Equipo de Gobierno ha visitado los trabajos de mejora realizadas en los últimos meses en el cementerio municipal de San Gaudencio, que han supuesto la modernización de cerca de la mitad de las calles peatonales e infraestructuras del camposanto cuya inversión ha superado los 150.000 euros, pertenecientes al Programa de Fomento Empleo Agrario (PFEA), con un 50% de inversión del SEPE, 25% de Diputación Provincial y 25% restante del Ayuntamiento.

Las obras han consistido en la sustitución del antiguo firme de hormigón por un nuevo pavimento de adoquines, donde se han realizado correcciones y mejoras de las pendientes de las calles para mejorar el drenaje, así como la instalación de nuevas tuberías de saneamiento y pluviales y de agua potable. Destacar la instalación de una nueva instalación de alumbrado con modernas luminarias tipo led, que suponen una importante mejora de la eficiencia energética. Los trabajos también han supuesto una mejora estética, con la remodelación del mobiliario urbano, bancos y papeleras, así como la modernización de las piletas de agua y el acondicionamiento de jardineras y alcorques.

La regidora ha anunciado que “tras al Día de los Santos se iniciará la segunda fase de mejoras del cementerio que completará el arreglo de todo el recinto, donde se ha previsto una inversión de 173.000 € correspondiente también al PFEA, que permitirá no solo finalizar la pavimentación de todo el interior sino también actuar en mejoras en los aseos y zonas exteriores así como el aparcamiento junto al tanatorio”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies