El tiempo amenazó durante toda la jornada, pero no pudo con la ilusión por celebrar la Romería 2018.  Los romeros ganaron a las inclemencias meteorológicas y vivieron por todo lo alto esta jornada en honor al Cristo de las Agonías. Una Romería que cada año organiza el Área de Cultura y Fiestas del Ayuntamiento de Alhaurín el Grande.

El día comenzaba con la concentración de las carrozas y la eucaristía en la Parroquia de la Encarnación en la que participaron romeros, así como el coro de la Hermandad Ntra. Sra. de Gracia. Posteriormente, tras colocar el Cristo en la carreta y tras la bendición correspondiente, el cortejo partió hasta La Mota. Antes recorrió diferentes calles de la localidad pasando por la ermita de San Sebastián y la ermita del Convento.

Una vez llegados a La Mota, cada carroza tomó su lugar correspondiente y todos comenzaron a festejar la Romería. Una cita a la que además le precede unos bonitos días de convivencia con los preparativos, y a la que se le pone el broche de oro en La Mota y el camino. Como cada año lo fundamental de esta jornada fue el compartir precisamente un día con vecinos y visitantes con un buen ambiente, buena comida y así coger energía para este inicio de curso.

Uno de los pilares fundamentales de la romería fueron los caballos. Además de estar presentes en el camino, contaron con una carroza y además los presentes pudieron disfrutar de una exhibición de doma. Igualmente, en esta jornada fueron protagonistas el arroz al que en cada edición invita el Ayuntamiento, la música con la actuación de Fran Alba que animó el resto de la jornada, así como la barra del C.D. Alhaurino que no permitió que nadie se fuera con hambre ni sed de este evento.

Ya tras esto, llegaba uno de los momentos esperados: la entrega de premios a los mejores jinetes infantil y adulto, grupa y atalaje. Además, se dio a conocer los reconocimientos a las mejores carrozas. El premio de fidelidad se lo llevó la peña caballista; el tercer premio, la Asociación Aprodal; el segundo, la peña El Arrejunte; y el primero, la Asociación Un Sí por la Vida.

Y por lo tanto, esta asociación fue la encargada de llevar de vuelta a la ermita al Cristo de las Agonías, poniendo un gran broche de oro a una jornada que tuvo un balance más que positivo tal y como comentó la alcaldesa, Toñi Ledesma: “al final el tiempo ha acompañado, un día magnífico, muy familiar como es nuestra Romería y un balance muy positivo: muchas reuniones, un día de convivencia donde cada uno ha aportado su granito de arena. Nosotros agradecidos a todas las personas que hacen posible que nuestra Romería sea hoy lo que es”.

GALERÍA DE IMÁGENES

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies